IMG_5765

Tengo un tatuaje. Eso que queda permanente en la piel. Eso que dejamos que nos invada el cuerpo. Eso que cuando la gente lo ve te pregunta siempre lo mismo ¿Te dolió? ¿Que significa? ¿No te vas a arrepentir? Tengo un tatuaje y estoy contando esto para responder estas preguntas.

El mes pasado mi tatuaje cumplio un año. El 30 de marzo del 2015, un mes después de haberme mudado a Buenos Aires me fui a la Bond STreet en la calle Santa Fe y me lo hice. Vamos a empezar por el lugar, lo tengo en el tobillo, me da la vuelta y sólo una parte muy chica de mi tobillo está desnuda. ¿Porque? No hay una razon alguna. Siempre me gusto, mamá no quería que se vea, me dijeron que el primer tatuaje no se tiene que ver, no se, decidi hacermelo ahí.

Segundo, ¿Que es? Es una frase de mi libro favorito, The Catcher in the Rye, y dice “It’s a beautiful reciprocal arrangement”, en español “Es un lindo recíproco acuerdo.” Esto me lleva a la pregunta que voy a tardar más en desarrollar, ¿Qué significa? Here I go: di muchas vueltas con este tatuaje (preguntale a Paulina y a mama), pense en “Where do the ducks go in the winter?” (¿A donde van los patos en el invierno?) o “Don’t ever tell anyone anything, when you do you start missing everyone,” ninguna me llamo, ninguna era perfecta, entonces seguí buscando. Un dia encontre una foto (la que está al terminar este párrafo), esa foto me di cuenta que explica perfectamente porque yo leia y escribia. Revise la frase ochenta veces hasta que encontré mi frase, y me enamore. Mi tatuaje habla de la literatura, hable de escribir y leer, llama la relación que tiene un escritor con su lector “un acuerdo recíproco.” En el libro esto es lo que  Mr. Antolin le dice a Holden, cuando el chico está más perdido que pingüino en el Sahara, cuando la depresión que sufre Holden es dura, pero lo más importante que hay que rescatar de acá es que Salinger nos está diciendo que no estamos solos, todo ese sentimiento de odio, tristeza, soledad, rechazo, hay más personas que lo sintieron y que lo vamos a encontrar en un libro o en un poema, pero nos dice también que si queremos en algún momento también podemos compartir lo que sentimos asi alguien va a aprender de nosotros. Hay días que quiero dejar de hacer esto y hacer otra cosa, hay días que no quiero escribir más, pero después miro mi tatuaje, me acuerdo porque empecé, me acuerdo como sentía yo antes de conocer a Salinger o John Green y darme cuenta que no soy la única que se siente de esta manera. Mi tatuaje es un recordatorio de que tengo que seguir escribiendo, porque soy una persona que quiere ayudar, si algun dia por lo menos una persona me dice “lo que escribiste me llego y me cambió,” entonces voy a ser feliz. Mi tatuaje es un recordatorio que no estoy sola, que cuando me siento sola y que nadie me entiende, siempre puede ponerme en puntitas de pie y agarrar un libro de mi biblioteca, porque seguro que por lo menos uno de esos escritores se sintio asi.

IMG_2980-1-1

 

Creo que desde que tengo 13 años que quiero un tatuaje y a los 19 años por fin me lo hice. Me lo hice al mes de mudarme sola a Buenos Aires, al mes de haber dejado a mis papas y al mes de haber vuelto a mi país. Mi hermana me dijo que ella cree que nos hacemos los tatuajes en un momento en la vida específico, nunca le creí hasta hace poco, cuando me di cuenta que quería otro y entendí porque. Mi tatuaje fue una de las primeras cosas que hice sola sola. Tome la decisión sola sin mis papas, fui hacermelo sin mis papas. Por eso me lo hice en ese momento, era una de las primeras cosas que iba a tener que hacer sola y para abrir esa nueva etapa de mi vida, me hice un tatuaje.

¿Me dolio? No, ni lo senti. Pero como le digo a todos, yo no soy parámetro, me saco sangre, me doy vacunas, me hice un piercing, todo sin llorar o quejarme, no se guíen por mi. ¿Me voy arrepentir? No se, la verdad es que pasó un año y todavia lo miro como el primer dia (soy tan fría que eso sólo se lo digo a mi tatuaje). Capaz que cuando tenga 30 años lo mire de otra manera, espero que no, porque eso significa que a los 30 no voy a seguir escribiendo, y todos sabemos que Pili sin escribir no es Pili. Pero lo que sé, es que si no me lo hacia, me iba arrepentir. Cuando me fui hacerme el tatuaje había una mujer de 40 años que entró sola y dijo “tengo casi 40 años y siempre me quise hacer un tatuaje pero nunca me anime,” no quiero ser esa mujer. Quiero tener 40 años y decir “ a los 19 me hice mi primer tatuaje, y todavía lo miro como el primer dia.” Queria compartir esto porque para mi, mi tatuaje es algo que me hace única, es algo que me ayuda todos los días. Es mi tatuaje, y de nadie más.

 

Anuncios